El 15-M y sus potenciales repercusiones a escala europea

Una hora en Sol tomando el pulso del Movimiento del “15-M”, unos pocos días antes de las elecciones.

El Movimiento del 15-M en la plaza del Sol sigue implantado, pese a la decisión de la Junta Electoral.

Constituido para pedir un “cambio político, socio-económico, cultural y medioambiental”, ese movimiento ciudadano espontáneo prevé pronunciarse sobre su estrategia en una asamblea hoy a las 13h. El movimiento se centra en demandas tales como el cambio de la ley electoral actual (Ley D’Hondt, que favorece el bipartidismo), o el control de los mercados, ya que se declaran “hartos de que estén los gobiernos más pendientes de los mercados que de las demandas de la población”.
Pero, según los portavoces, están todavía en “fase deliberativa”, y van recogiendo firmas de apoyo y propuestas. De momento entonces, no tienen ningunas demandas concretas y más bien se han agrupado para demostrar suoposición al sistema actual y su descontento dado que según ellos “los partidos no [los] representan, y que la información no es libre”.

De momento, según uno de los portavoces, tienen previsto seguir ocupando la plaza hasta el día 22, día de las elecciones. Declaran que van a respetar la decisión de la Junta Electoral, diciendo que no van a prever ninguna manifestación ni convocatoria este sábado. Pero quieren ejercer su derecho de reflexión colectiva y quedarse en la Puerta del Sol por lo menos hasta el fin del proceso electoral.

Una treintena de ciudades españolas se han sumado ya al movimiento. Por ejemplo, se reunieron algo como 3.000 personas en el centro de Córdoba el 16 de mayo.

Se está extendiendo ese movimiento fuera de España por Europa gracias a su difusión por los medios de comunicación y las redes sociales. Varias manifestaciones han sido organizadas delante de las embajadas españolas. Hasta ahora, se ha podido censar manifestaciones de apoyo en Londres, Lisboa, en siete ciudades italianas (entre ellas Roma o Florencia), en Bruselas o en París. La pagina web Toma la plaza  da una lista más amplia de las ciudades en las que se convocaron eventos de apoyo. Una de las participantes se alegró de esa difusión, alegando que “más amplio es, mejor es”, y que sería positivo que de eso salga una “conciencia general” por Europa.