Sánchez presenta sus propuestas sobre Europa en un acto del Movimiento Europeo

El presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo (CFEME), Francisco Aldecoa, entregó el libro elaborado por su Ejecutiva, “El cumplimiento de la Comisión Europea con sus ciudadanos”, al presidente del Gobierno Pedro Sánchez.

Aldecoa, que presentó la conferencia del presidente del Gobierno  “Proteger el ideal de Europa”, resaltó el papel de la Comisión Juncker durante esta legislatura y comentó las indicaciones que el CFEME presentará también a Partido Popular y Ciudadanos a cuyos líderes también ha invitado a presentar sus programas sobre Europea. .

Al acto organizado por el CFEME, que tuvo lugar en la sede del Ateneo de Madrid, asistieron las ministras de Justicia, Dolores Delgado; Educación, Isabel Celaá; Economía, Nadia Calviño y Trabajo, Magdalena Valerio.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez , presentó sus propuestas sobre Europa. Sánchez aseguró que en las elecciones europeas del 26 de mayo “Europa se juega todo” ya que 74 años después de finalizar la II Guerra Mundial, “volvemos a ver figuras en Europa que no imaginábamos volver a ver”. 

El presidente arremete contra la ultraderecha

El presidente del Gobierno atacó a los movimientos de ultraderecha que “ensalzan las virtudes de las fronteras cerradas y extienden un discurso de odio”. El presidente del ejecutivo pidió el voto para una “Europa que avanza, integra y se une para ser más fuertes”.

Sánchez advirtió de que “una sociedad desamparada es más proclive a creer en profetas” que, aunque tengan “distinto rostro, autoritarios, extremistas o nacionalistas” coinciden en ofrecer: soluciones simples a problemas complejos, más vallas, más aranceles, más repliegues”.
El presidente también reconoció fallos de la UE, desde una excesiva confianza en su legitimidad y su ideal hasta los efectos de la austeridad en los 10 años de crisis.
Sánchez enumeró problemas como la desigualdad, precariedad, migraciones, cambio climático, brecha de género, el futuro de la juventud, el envejecimiento, la gentrificación de las ciudades, el acceso a la vivienda y la seguridad ciudadana ante el crimen organizado o el terrorismo internacional, advirtiendo de que “el descontento ante esta realidad es lo que hace avanzar a los enemigos de una Europa unida”.

8 líneas de acción política

Con esa idea de “proteger Europa para que proteja a sus ciudadanos”, que ya lanzó en su discurso ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo el pasado mes de enero, Sánchez trazó ocho líneas de acción política, empezando por consolidar la modernización y la transición digital y ecológica de la economía.
En segundo lugar, propuso acometer las nuevas reformas pendientes que apuntalen la moneda única para completar la Unión Monetaria, incluyendo un verdadero presupuesto para la Zona Euro, con funciones anticíclicas “que permitan a las economías sortear mejor futuras crisis económicas”.
En tercer lugar, pidió “preservar el contrato social” y proteger a los más vulnerables con acciones como el Seguro Europeo de Desempleo, que complementará los actuales sistemas nacionales y, en cuarto, culminar la “Europa feminista” con la adopción de una Estrategia de Igualdad de Género de la Unión Europea de carácter vinculante.
Como quinta prioridad destacó el cambio climático, teniendo en cuenta también las oportunidades económicas que genera; seguido de afrontar el reto de las migraciones desde una perspectiva de ayuda exterior pero también de gestión interior, “dando cobijo ordenado y solidario a aquellos inmigrantes que necesiten de Europa” y sin permitir que “se instale en este tema el enfoque perverso que se centra sólo en la migración irregular”.
Los otros dos ejes de actuación serían la Europa de la Seguridad y la Defensa, incluyendo “iniciar el proceso para dotarnos de un verdadero ejército europeo” y la construcción de una política exterior más ágil y menos burocratizada, sin el “anacronismo” de tener que decidir por unanimidad. Por último, señaló que para todo esto hace falta un “presupuesto europeo ambicioso, en tamaño y en contenido, que esté a la altura de los tiempos y que refleje las nuevas prioridades, sin descuidar las políticas tradicionales como la PAC y la política de cohesión”.

Brexit: caminar dando círculos no es la solución

El líder del Ejecutivo subrayó que si la primera ministra, Theresa May, pide una prórroga para el Brexit a los jefes de Estado y de Gobierno de los 27, deberá precisar para qué y por cuánto tiempo porque “caminar dando círculos no es la solución”.

Sánchez, lamentó la decisión británica de dejar la UE, e insistió en que el acuerdo negociado entre los 27 y el Gobierno británico es “el mejor posible” y “el único viable”, así que “el Parlamento británico debe entenderlo”. Para ello, aseguró que “España tendrá una posición constructiva para lograr una salida ordenada de Reino Unido”. Y si no fuese posible, prosiguió, será el momento de escuchar lo que proponga May.
En todo caso, señaló que, ante una “salida desordenada de Reino Unido”, España está preparada, puesto que el Gobierno ha elaborado ya el plan de contingencia que espera sea refrendado por la mayoría del Parlamento.
Según el presidente la negociación del Brexit le ha servido además para lanzar la reflexión de que “la democracia no es un cara o cruz”, ni “una moneda al aire que se lanza con una elección binaria”, sino que “afortunadamente, la democracia tiene más opciones”. A su juicio, la elección “nunca debió ser, o quedarse en la Europa del ‘status quo’ o marcharse”, sino que la verdadera respuesta era “ser Europa, pero una Europa mejor”, que es lo necesario en un mundo en el que los desafíos globales exigen unión.
Para Sánchez, el Brexit “es la concreción de un tiempo en el que la mentira se abre paso”, además, con el uso de “mecanismos de resolución completamente equivocados, como el referéndum, para afrontar dilemas complejos”. A los británicos, dijo, se les pidió “un sí emocional” y ahora están descubriendo “que, al votar por la salida, votaron por menor riqueza, mayor reclusión, menor influencia y mayor pérdida de beneficios reales, tangibles”.