Orígenes europeístas de Manuel Marín. In memoriam (1949-2017) Miguel Martínez Cuadrado. Antiguo profesor del Colegio de Europa de Brujas.

MANUEL MARIN tomó tres decisiones fundamentales en su época juvenil ,  al término de la  carrera universitaria: alcanzar una formación de gran nivel en el campo del Derecho comunitario europeo. Adherirse al socialismo militante. Optar por Felipe González , nuevo secretario general del PSOE en 1974,  y no por la tendencia dirigida por  Enrique Tierno en aquella primera mitad de los años setenta.

Su formación jurídica europea había comenzado en el Instituto europeo de Nancy y solicitó una beca para el Colegio de Europa  para continuar y profundizar en el Derecho comunitario. En 1970 la Comunidad europea firmó un Tratado preferencial con España y para un buen jurista la especialización en Derecho comunitario era una opción segura de éxito, con tal de prepararse a fondo en las mejores escuelas europeístas.

El Colegio de Europa, fundado en1949-50, por Salvador de Madariaga, tras el gran congreso europeísta de La Haya en 1949, concedía una beca sufragada por el propio Madariaga a españoles hijos de exiliados. En 1970, teniendo en cuenta las peticiones del rector holandés, Hendrik Brugmans, presidente de los Federalistas europeos, accedió a ampliar el número de becarios españoles con tal de que el coste de las becas fuese sufragado entidades privadas y en ningún caso por el gobierno español de la época, como solicitaba el embajador entonces ante las Comunidades europeas.

Por diversas intermediaciones convencimos al Banco Urquijo, entonces presidido por Juan Lladó, patrocinador de numerosas actividades culturales liberales, para conceder cinco becas para españoles, preferentemente de formación jurídica y económica. Brugmans y José Antonio Muñoz Rojas, firmaron un acuerdo de financiación de tales becas , por varios millones de pesetas, en 1971,

En la casa de las Siete Chimeneas de Madrid. Y se nombró un comité de selección integrado por Muñoz Rojas, Emilio Gómez Orbaneja, Leopoldo Calvo Sotelo, Gregorio Marañón y Miguel Martínez Cuadrado, entonces primer español después de Madariaga profesor del Colegio de Europa.

Manuel Marín obtuvo la primera beca y se incorporó a la primera promoción de colegiales españoles en 1971, abierta como “Mme. de Staël  por el entonces nuevo Rector, el polaco Jerzy Lukaszewski.  Por su gran dedicación al Derecho comunitario, especialmente con los profesores de Derecho mercantil y de competencia, fue nombrado Adjunto a la Dominante jurídica por dos años más. En los años posteriores aquella formación le consagró como un gran experto , primero en la acción parlamentaria en los primeros parlamentos y desde 1982 como un hábil y potente negociador en las negociaciones con las Comunidades, junto al presidente González y al ministro Morán. El éxito del Tratado de marzo de 1985 y los años en la Comisión, no fueron  producto de ninguna improvisación en el caso de Marín. El Colegio de Europa, gran carabela de Madariaga, ha seguido siendo desde entonces un centro de alta especialización para los españoles que han seguido hasta ahora formándose en ese gran centro europeo.