El ministro de Economía Escolano y los ex presidentes del PE Gil-Robles y Barón en el acto del CFEME para celebrar el Día de Europa

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano, subrayó que España “se va a convertir en la referencia atlántica de la Unión Europea en las próximas décadas ante la próxima y desafortunada salida del Reino Unido”.

Durante su intervención en el acto  “España y el futuro de la Unión Europea”, organizado por el Movimiento Europeo en España, Escolano recordó que la UE ha firmado recientemente un tratado comercial con México y que trabaja por cerrar “cuanto antes” otro acuerdo con Mercosur, “que va a ser especialmente importante para la empresa española”.

Asimismo, el ministro destacó que la UE “debe ser capaz” de fijar las fechas y el calendario para alcanzar la completa unión económica y monetaria entre los países miembros.

En este sentido, incidió en que España llevará a la próxima cumbre europea del mes de junio una serie de propuestas “sólidas y políticamente ambiciosas” en materia de unión bancaria.

En materia económica, hizo  hincapié en el acto en la necesidad de afrontar el reto demográfico, por su impacto al empleo y la sostenibilidad del sistema de pensiones; el tecnológico, ante la irrupción de nuevos modelos económicos que cambian la cadena de valor; y el económico y financiero.

Dado que en 2015 solo quedará una economía europea entre las 10 más importantes del mundo, Escolano ve “fundamental” impulsar el proyecto europeo para mantener el peso económico y trabajar en el diseño de una UE cada vez “más imbricada y unida”.

Para ello, ha propuesto que se acuerde cuál es la meta a seguir y el reforzamiento del proyecto, así como reducir la dualidad por la que la supervisión está en manos bancarias pero el contribuyente nacional es el que debe hacerse cargo de las consecuencias de decisiones que “otros toman”.

En su intervención en el acto, ha indicado que el euro ha superado la “dura crisis” y “se ha fortalecido por el camino”, si bien ha dicho ver “urgente” que se complete el proyecto de unión económico-monetaria y se corrijan las deficiencias que la crisis ha puesto de manifiesto.

Así, ha alertado sobre el creciente auge de movimientos extremistas y populistas, que han evidenciado que la estabilidad de los sistemas democráticos “no tienen por qué tener ganada la partida de forma definitiva”.

De esta forma, abogó por hacer frente a los desafíos políticos marcados por el presidente francés, Emmanuel Macron, referidos al nacionalismo, el proteccionismo y el soberanismo excluyente, poniendo énfasis “en lo que uno y lo que se gana si continúe el proyecto europeo” frente al “egoísmo” nacionalista que propone “soluciones mágicas y fáciles a problemas complicados”.

El titular de Economía defendió que los españoles son “claros promotores de la integración y de la apertura de la UE al mundo y a los países con vocación atlántica”. “España desde la próxima y desafortunada salida de Reino Unido se va a convertir en la referencia Atlántica de la Unión Europea”, ha aseverado Escolano, quien opinó que España puede ser “una referencia en Europa” desde la “voluntad e influencia”, la capacidad que le otorgan los buenos resultados económicos y la intención de devolver a Europa “todo lo que de ella ha recibido”.

“España trabajará desde una posición de influencia y compromiso europeísta para seguir construyendo más Europa y más futuro”, ha agregado