EL CFEME asiste a la presentación del Informe sobre las Consultas Ciudadanas

El secretario de Estado para la UE, Marcos Aguiriano presentó el pasado 20 de diciembre en un acto celebrado en el Palacio de Viana de Madrid las conclusiones obtenidas durante las Consultas Ciudadanas sobre el futuro de Europa celebradas en España durante este año. En el acto, al que asistieron miembros de la sociedad civil como el presidente del CFEME, Francisco Aldecoa, también han intervenido el director de la Comisión Europea en España, Francisco Fonseca, y la de la Oficina del Parlamento Europeo, María Andrés.

El secretario de Estado estimó que es precisa una acción de la UE para “tener los instrumentos creíbles de una Europa que protege”. No obstante, ha sostenido que aunque ha la confianza “ha disminuido un tanto”, aún es importante “la creencia en la bondad de la UE” por parte de “la inmensa mayoría de los españoles”, que reclama “más y mejor Europa y, en ocasiones, otra Europa”.

Con vistas a las elecciones europeas previstas a finales del próximo mes de mayo, Andrés ha opinado que son de “una importancia clave” a tenor de “la polarización social y la irrupción de nuevos partidos” que ha habido en España.

También ha subrayado la necesidad de que se incremente la participación, después que, en los comicios al Parlamento Europeo de 2014, en España fuese de un 43,8 por ciento y, en el caso de los jóvenes, de entre 18 y 24 años, del 27,3 por ciento.

“Esta cifra no se puede volver a repetir. No podemos dejar de lado al voto joven de un proceso democrático y de definición de lo que quieren de Europa. Ellos son el futuro”, advirtió Andrés.

Los tres intervinientes valoraron el resultado de las consultas ciudadanas desarrolladas durante este año, en el marco de una iniciativa en los 27 países miembros, para involucrar a la gente en la definición del futuro de Europa ante amenazas como el “brexit” o el escepticismo.

En el caso de España, fueron alrededor de un centenar de actos en medio centenar de ciudades de distinto tamaño y en los que, según Fonseca, los tres principales desafíos apuntados por la ciudadanía son la inmigración y seguridad, una Europa más fuerte en el mundo y el cambio climático.

El director de la Comisión Europea en España ha hecho autocrítica al reconocer que las instituciones comunitarias tienen que “salir de la corte y patear el país”. “Predicar y escuchar para que sientan que Europa no es un ente abstracto lejano”, ha opinado Fonseca, quien ha intuido que este objetivo “empieza a tomar sabor” y hay un interés creciente de la sociedad por los asuntos europeos.