Borrell: Compartir soberanía debería ser algo evidente Nora Alvarez de la Cruz. Especialista en Estudios Europeos y Relaciones Internacionales. UCM

El martes 14 de mayo, en Madrid en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum y presentado por el presidente del CFEME, Francisco Aldecoa, el cabeza de lista por el PSOE en las elecciones europeas y Ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en funciones, Josep Borrell, comenzó agradeciendo la presencia a sus compañeros de gabinete y a los allí presentes pero, destacando que no era el Ministro el que iba a hablar, sino un candidato socialista a la elección, aunque sin cierto éxito en el turno de preguntas posterior en su aclaración.

 

“Debemos unirnos más, compartir soberanía como una evidencia”. Pero muchos no lo tienen tan claro y el peligro radica en que muchos Estados miembros quieren volver a la nación, a levantar fronteras. Y eso, para Borrell, supone una marcha atrás en una Europa muy diferente entre el “mundo de hoy” y el de ayer. Una Europa que han hecho los gobiernos, las élites europeas mediante un proceso de consenso permisivo de la gente, que les dejaba hacer. Y este consenso ha llegado a su fin. Ya no es suficiente. Se necesita proyecto y esfuerzo para levantarlo.

 

Por todo ello, el candidato introdujo diez temas esenciales en su campaña electoral, y dejó bien claro que harían falta unos cuantos desayunos para poder explicar punto por punto sus objetivos y fines. Pero claramente se estipulaban en torno a: 1) Completar la zona euro, 2) Armonizar la fiscalidad, 3) Activar la PAC, 4) El papel del comercio internacional, 5) Las innovaciones tecnológicas, 6) Las instituciones, 7) El papel de la energía y el clima, 8) La Europa Social, 9) La inmigración y 10) La Defensa.

 

Hizo especial hincapié el ponente en este último tema, aclarando que, Europa debe dotarse de capacidades estratégicas propias para convertirse en un competidor en la base de la cúpula militar. En cuanto a la posición socialista, aclara que no se trata de sustituir a la OTAN (pues no seria ni realista ni posible), sino que el acostumbrarse al paraguas norteamericano hoy no vale y debemos cotarnos de una capacidad propia de defensa respondiendo a preguntas como ¿para qué? ¿cuán de autónomos hemos de ser frente a la OTAN?, ¿de qué manera ahorrar en inversión y gasto en Defensa?…Es decir, no se trata de llegar al extremo de un ejército europeo, un plan ambicioso. Bastaría pues, con armonizar mas nuestras capacidades en Defensa, influir más en la OTAN “más unidos y más capaces”.

 

La conferencia concluyó con el turno de preguntas dirigidas principalmente a restar importancia a la presencia de agentes de inteligencia venezolanos en las inmediaciones de la Embajada de España en Venezuela, al considerar este hecho algo “lógico” y “lo más normal de las cosas”, habida cuenta de que en estas instalaciones se encuentra el líder opositor venezolano Leopoldo López; y a que el embajador de España en Venezuela, Jesús Silva, mantiene distintos contactos con los actores políticos del país caribeño en aras de conseguir una salida pacífica y democrática a la crisis que allí se vive.

 

Pero destacamos las palabras finales de Josep Borrell, ampliamente optimistas en las que concluyó que “los Europeos tenemos que deliberar mucho por nuestro futuro, pero hagámoslo rápido. El resto del mundo no espera”.

 

En Madrid, a 21 de mayo de 2019

Nora Alvarez de la Cruz

Especialista en Estudios Europeos y Relaciones Internacionales

Universidad Complutense de Madrid