Presentación para el acto con el presidente del gobierno para el día 19 de marzo en el Ateneo de Madrid Francisco Aldecoa Luzárraga

Señor presidente, señores ministros, señores embajadores, autoridades, profesores y queridos amigos:
El objetivo de este acto es presentar al presidente del gobierno y Secretario General del Partido Socialista Obrero español, tal y como haremos con otros Secretarios Generales de los partidos políticos, el informe titulado “El cumplimiento de la Comisión Europea con sus ciudadanos”, que hemos elaborado el Consejo Federal Español del Movimiento Europeo (CFEME) y que es un balance de los resultados de la VIII Legislatura del Parlamento Europeo, así como un conjunto de recomendaciones y propuestas para el futuro.

En este acto, el presidente del gobierno pronunciará una conferencia titulada “Proteger el ideal europeo”, conferencia que, ha levantado una gran expectativa y que estamos encantados de que la pronuncie en el ámbito del Movimiento Europeo. Para nosotros, el Consejo Federal Español del Movimiento Europeo, es una gran oportunidad que nos da el Presidente de entregarle en mano nuestro informe, que es fruto de una elaboración que comenzó hace más de seis meses por los especialistas Mercedes Guinea y José Díaz – La Fuente y que ha sido completada por las aportaciones de los distintos miembros de nuestra Comisión Ejecutiva.

El Consejo Federal Español del Movimiento Europeo quiere aportar con este informe su visión al debate que se está generando en torno al futuro de Europa, comenzando por una evaluación rigurosa de la octava legislatura europea 2014-2019 de cara a las relevantes elecciones de mayo de 2019 con las que se iniciará la novena legislatura. Esta reflexión colectiva es consecuencia de una visión común, sobre el proceso político europeo en el que estamos y al que vamos. Si bien, no todos los autores tienen exactamente el mismo punto de vista y por ello, analizaran capítulo a capítulo desde su perspectiva el informe que hacemos colectivo.

El Consejo Federal Español del Movimiento Europeo es una asociación que se crea, hace ahora precisamente setenta años, el 8 de febrero de 1949, en la sede del Gobierno Vasco en París, con la participación de las fuerzas democráticas en el exilio.

Su objetivo era “contribuir a la creación de una Europa unida y federal fundada en los principios de la paz, la democracia, la libertad y el respeto de los derechos humanos básicos”. Este objetivo es el que nos sigue guiando en la actualidad e, incluso, el que permanece en nuestros Estatutos en vigor, con pequeños matices.

Entre sus presidentes en el exilio, habría que citar Salvador de Madariaga, Rodolfo Llopis, Manuel de Irujo –hasta este último en el exilio y posteriormente-, Miquel Coll i Alentor y, desde la democracia a Fernando Álvarez de Miranda, Carlos María Bru y José María Gil-Robles, entre otros. Además José María Gil-Robles y Enrique Barón han sido Presidentes del Movimiento Europeo Internacional y actualmente, junto a Carlos María Bru, son Presidentes de honor de nuestro Consejo.

El Consejo nace como la rama española del Movimiento Europeo Internacional, fundado como consecuencia del Congreso de Europa en la Haya de mayo 1948, tres meses después de ese mismo año. En el Congreso de la Haya, evento de la sociedad civil europeísta que pone en marcha el proceso de la integración europea, ya estuvieron españoles pertenecientes a partidos políticos democráticos en el exilio, entre otros el propio Madariaga presidiendo una de las comisiones, Indalecio Prieto y José Antonio Aguirre, representando las tres familias, liberales, socialistas y democristianos.

En la actualidad, el Consejo Federal está formado por catorce Consejos Autonómicos y es una de las treinta y nueve secciones que conforman el Movimiento Europeo Internacional, trabajando cada una de ellas por propiciar el desarrollo de una identidad europea y perfeccionar la Unión Europea como una comunidad democrática de valores, contribuyendo a la consolidación de una Europa unida y federal.

Teniendo en cuenta la relevante historia de nuestro Movimiento y el papel central que ha jugado en la construcción europea y en la consecución de la democracia en España, la Comisión Ejecutiva de este CFEME ha entendido que, el actual momento que vivimos en Europa, nos exigía pronunciarnos y aportar públicamente, a partir de nuestra concepción sobre la UE en que estamos, una valoración de la octava legislatura. Con objeto de realizar, posteriormente, una serie de propuestas de cara a la próxima legislatura. Para ello, estamos iniciando esta reflexión colectiva a través de este trabajo.

A lo largo de estos cuarenta años, en los que el Parlamento Europeo es elegido por sufragio universal, se han producido importantes hitos. A título de ejemplo en la primer legislatura, el proyecto de tratado de la Unión Europea; en la segunda, la Acta Única Europea; en la tercera, el Mercado Interior y el tratado de Maastricht que implementa la noción de la ciudadanía europea y la cohesión económico y social; en la cuarta, el nacimiento del proyecto federal del Euro; en la quinta la Convección Europea… y así sucesivamente.

¿Cuál es el hito fundamental, desde esta perspectiva, el que se produce a lo largo de esta legislatura? En esta legislatura se ha producido uno de los hitos más relevantes de la construcción europea también vinculado al Parlamento Europeo, ya que es la vez primera en que el Presidente de la Comisión es eligido teniendo en cuenta los resultados de las elecciones europeas y, como consecuencia, la Comisión se parlamentariza, se politiza y, cada vez más, la Comisión Europea tiende a parecerse a una gobierno. Quizá la dificultad fundamental es que tiene tantos comisarios como estados miembros.

A su vez, se produce una profundización y una democratización, a través de la incorporación a la integración europea de la dimensión social. Se dará también unavance importante en la puesta en marcha del principio de autonomía estratégica con el desarrollo de la política exterior y especialmente de la política de seguridad y defensa, concretamente a través de la Cooperación Estructurada Permanente (PESCO). Asimismo importantes avances del desarrollo de la Unión Económica y Monetaria aunque sin terminar de aplicar las propuestas establecidas en las prioridades de Junker.
A lo largo de este año, el Movimiento Europeo Internacional y nosotros y nuestros consejos autonómicos, estamos impulsando una labor de debate y de propuestas en torno a la relevancia del proyecto europeo. Hemos realizado siete actos dirigidos a los jóvenes en colaboración con el Parlamento Europeo con el programa “Esta Vez Voto” en diferentes Comunidades Autónomas, estamos poniendo en marcha otra iniciativa titulada “Por qué y para qué voto” en otras diez localidades, en este caso, en colaboración con la Secretaria de Estado para la Unión Europea. Y estamos realizando otro conjunto de actos – por ejemplo, mañana, con la fundación Adenauer – con lo que sumaremos alrededor de un centenar de eventos que tienen como misión explicar los avances que se están produciendo en la construcción europea y las propuestas para la próxima legislatura.

Quiero terminar agradeciendo muy positivamente la intervención del Presidente del Gobierno español Pedro Sánchez ante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo el día 15 de enero, donde defendió con claridad la necesidad de avanzar en el proyecto federal europeo, resaltando que se tiene que “apostar por una nueva soberanía: la soberanía europea”. Hay que recordar que Guy Verhofstadt, líder del grupo liberal y uno de los más claros federalistas del Parlamento Europeo e impulsor del Manifesto Spinelli presentado en octubre de 2018, felicito al Presidente por este decidido apoyo a la causa federal europea en sede parlamentaria. Nosotros desde aquí también le felicitamos y le animamos a que siga en esta línea, en la que contará siempre con nuestro apoyo.
En Madrid, a martes 19 de marzo de 2019
Francisco Aldecoa Luzárraga
Presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo
Anexo a la presentación
LOS AVANCES PARA EL CIUDADANO EUROPEO.
Desde la perspectiva de la sociedad civil, debemos reflejar especialmente los avances que se están consiguiendo para el ciudadano europeo, que no siempre se visualizan con claridad, por no decir que a veces los medios de comunicaciónlos ignoran o los gobiernos cuando aplican las directivas comunitarias no reconocen que esa legislación es obligatoria debido a decisiones europeas. A continuación citare diez ejemplos de los machismos que podría citar:
El aumento de la importancia del voto ciudadano porque nombra al Presidente de la Comisión; la UE protege más tanto en el ámbito de la seguridad tanto interior como exterior; la UE desarrolla más medidas sociales que hasta ahora no tenía, como la Agencia Laboral Europea para asegurar los derechos de los trabajadores de otros Estados miembros; la mejora de la Iniciativa Legislativa Europea, a pesar de sus limitaciones; la mejora de los derechos del consumidor en el Mercado Digital y la reforma de las normas de telecomunicaciones, que por ejemplo han puesto fin a la práctica del roaming; el reforzamiento de las normas de protección de datos de los ciudadanos; la mejora de los datos de empleo; el impulso de las políticas contra el cambio climático, por ejemplo aumentando el compromiso con las renovables, que redunda en un medio ambiente más limpio y favorable a la vida humana; el refuerzo en la política comercial de la protección de los estándares europeos; y en Justicia y derechos humanos, los avances en la cooperación judicial entre Estados miembros para proteger mejor al ciudadano.

También queremos resaltar que este progreso sí se ha percibido por parte de la ciudadanía, como lo demuestran las encuestas de opinión de los ciudadanos, cuyo cambio de actitud no es solo consecuencia de la mejora económica, sino que también se debe al entendimiento de que las medidas adoptadas desde la UE son progresivas para el bienestar común. Todo ello está, incluso, fomentando un cierto apoyo por parte de la ciudadanía al relanzamiento europeo en prácticamente todos los países incluso a los que se suelen considerar a los más lejanos al proyecto.
EL DEBATE SOBRE EL FUTURO DE EUROPA.
Los programas políticos que aprueben los partidos para las próximas elecciones no solo deben contestar a la percepción de los medios de comunicación sino también a la percepción objetiva que tienen los ciudadanos y que no siempre coincide con la de los medios. Estoy de acuerdo con el trabajo de Chatham House de 2017 que defiende que la ciudadanía está más cerca del proyecto europeo que los líderes políticos y los medios de comunicación.

¿Cuáles son los grandes desafíos a los que nos enfrentamos en la perspectiva de la próxima legislatura, sobre el futuro de Europa? ¿A qué políticas públicas habrá que dar máxima prioridad y suficiente presupuesto en el próximo futuro?

A la necesidad de profundizar en la vida democrática, en el desarrollo de los derechos de ciudadanía y la mejora de la garantía de la protección de los Derechos Fundamentales con objeto de que la Unión Europea perfeccione los instrumentos que permitan corregir las desviaciones al respeto del Estado de Derecho.

Al desarrollo de la Unión Social como instrumento para recuperar la sociedad del bienestar, deteriorada a lo largo de la crisis económica como consecuencia de la excesiva dureza de la Política de Austeridad y a las medidas de reversión de la desigualdad económica y social y la recuperación de políticas de inclusión.

Al avance en la convergencia económica y social a través del desarrollo de instrumentos de cohesión entre estados y sociedades, como puede ser la ampliación de nuevos fondos estructurales que tengan en cuenta a los países con índices de paro muy superiores.

A la consolidación de la Unión Europea como actor global en la política mundial, liderando la regulación internacional y la lucha contra en cambio climático a través de políticas de sostenibilidad estableciendo un papel relevante como potencia normativa.

Al robustecimiento de la Política de Defensa, que ha tenido avances importantes con la puesta en marcha de la PESCO, aunque es necesario hacer más creíble la alianza defensiva a través de la incorporación de una fuerza de intervención que garantice la integridad territorial de los estados.

Al desarrollo de la Unión Económica y Monetaria a través de la puesta en marcha de la Unión bancaria y de la armonización fiscal. Así mismo, habrá que ampliar las partidas presupuestarias del marco financiero plurianual a través del incremento de los recursos propios.

Haciendo frente a la cuestión de la inmigración. Se trata de adoptar una política migratoria común que sea capaz de regular la inmigración, teniendo en cuenta que se da la circunstancia que la Unión Europea necesita para su desarrollo inmigrantes, aunque habrá que hacerlo de forma ordenada. Además, se deberán tomar las medidas comunes necesarias para solventar la tragedia en vidas humanas que se está produciendo en el mar Mediterráneo.

Tal y como se desprende del informe una de nuestras conclusiones es que, en algunos ámbitos, para poder seguir adelante y seguir resolviendo los problemas de los ciudadanos. La profundización de estas políticas podrá hacerse a tratado constante, como se ha estado haciendo en esta segunda parte de ésta legislatura, y en otras, exigirá reformas puntuales en los tratados que se pueden hacer a través del procedimiento simplificado.

Para proteger los derechos de los ciudadanos y su desarrollo, o la implementación de la Unión bancaria y la Unión fiscal o la ampliación de competencias en materia social, como puede ser recogiendo las propuestas de la Conferencia de Goteborg de 2017, entre otras. Los autores defienden esa reforma limitada, aunque desde el Movimiento Europeo Internacional entendemos que, si las circunstancias lo permiten, se debe dar un paso más, siguiendo, por ejemplo, las orientaciones del documento del Grupo Spinelli que está formado por cincuenta diputados europeos.
En este caso, se necesitará una revisión más profunda de los tratados a través de una tercera Convención Europea, como propone la resolución aprobada en el Parlamento Europeo en febrero de 2017 a raíz del “Informe Verhofstadt” y la que surge del “Informe Jáuregui”, que se aprobará próximamente en el Pleno del Parlamento Europeo, ambas sobre el futuro de Europa. Quien defiende “hacer mejor lo que solo podemos hacer juntos”.