Foro Europeo de Debate entre Jóvenes

El Lunes 6 de febrero de 2012, en la oficina de la Comisión y del Parlamento Europeo en Madrid, tuvo lugar el Foro Europeo de Debate entre Jóvenes, bajo al dirección de Doña Teresa Fernandez Gallego. Asistieron unos 100 alumnos.
Intervinieron:
1. D. Fransisco Fonseca, Directo de la Representación de la Comisión Europea en Madrid
2. D. Iñigo de Méndez de Vigo Montoro, Secretario de Estado para la UE.
3. D. Ignacio Samper, Director de la Oficina del Parlamento Europeo e Madrid
4. Dª. Lone Wisborg, Embajadora de Dinamarca en Espana.
5. D. Carlos Mª Bru, Presidente del CFEME, de quien adjuntamos síntesis de su intervención:

Amigas y amigos del Foro de Debate: hay que referirse a diversos temas, de los que destaco:

I.- PANORAMA acerca de la situación de la UE hoy:

a) en lo horizontal, tener en cuenta que para 2020, el 50% del PIB mundial vendrá de Asia, corresponderá un 17% a los BRICs quedando reducida la aportación de la UE a un 24%.

b) en lo vertical, es muy dura la estadística de la OCDE para 2011 sobre el reparto de la riqueza: la renta del 10% de los más ricos es 10 veces mayor que el 10% de los más pobres, sin que parezca que este distanciamiento se acorte hoy por hoy.

c) en lo transversal, estamos a un índice -peligroso- de 450 partículas CO2 por millón. Porque, desgraciadamente, el nivel de CO2 ha aumentado un 49% desde 1990 al presente año.

II.- Acerca de  CRISIS económica: es exacto el diagnóstico del premio Nobel de Economía,  J.E. Stiglitz, de tratarse de una “Freefall” (caída libre).

Valen al respecto algunos datos de interés: la circulación financiera mundial ha alcanzado el nivel de un 340% sobre la de bienes y servicios; la ingeniería financiera ha explotado, y los productos (CDOs, edge funds, CDS, etc), esas “armas de destrucción masiva” de que habla B. Buffet, han emponzoñado la economía mundial.

La derogación en los 80s de la ley norteamericana “Glass Steagal” provocó el revoltijo entre la banca de ahorro y la banca de inversión (entre nosotros “banca privada”), ello fue una estocada de muerte para  la función tradicional de servir aquélla de canal entre ahorro e inversión, hace de las entidades financieras plataforma propicia a la especulación, y deja en la oscuridad los balances de activos, entre ellos los tan conocidos ”tóxicos”.

Y éstos, principalmente las “hipotecas basura” conseguidas en EEUU por importe muchas veces superior al de la propiedad gravada, sin garantía alguna de legalidad, con el incentivo para el deudor de poder abandonar la vivienda sin pagar la deuda, todo ello propicio a sustanciosas comisiones para los CEOs de la banca; y tras el impago,  la posibilidad para el prestamista de trocear los impagados y “titularizarlos” en manos de fondos de inversión… todo ello ha envenenado  el sector financiero mundial y nos llega de golpe y porrazo a Europa.

Y cuando a nuestra región,  la banca infectada llega al marasmo, se producen los rescates desde el BCE por billones de euros que desequilibran la economía toda  de la Eurozona.

Por otra parte, he ahí la acción demoledora de las Agencias de rating, que siendo originalmente cómplices de grandes mentiras como las cuentas de Grecia, hoy  se dedican -movidas por sus tan ocultos dueños- a rebajar a capricho el valor de la deuda soberana de países como el nuestro, con lo que  facilitan las compras a corto, los seguros fantasmales (famosos CDS), en definitiva una especulación capaz de arrumbar cualquier economía, por muy sana que sea..

Ciertamente, los malévolamente llamados PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia, España), incurrieron algunos de ellos en un exceso de deuda soberana, consecuencia de un desmadre en el gasto. No en España,  cuya deuda soberana está en el nivel aceptable del 61% PIB, siendo la deuda privada – consecuencia del ladrillo- 3 veces superior a aquélla.

El momento es, pues, de máxima gravedad, visible en la necesidad de ingentes ayudas a Grecia y, en general, encontrarnos en  una situación de déficit estructural común a muchos países de la Eurozona, por ejemplo nosotros, mucho más Italia, también  Francia, para los que el remedio a la alemana de (dudosa)austeridad,  puede agravar aún más esa recesión generalizada.

III.- REMEDIOS.

El primero, a mi modo de ver, es conceptual: hay que distinguir la “austeridad” meramente presupuestaria capaz de arrumbar con el welfare europeo (educación, sanidad, pensiones) y además provocar más recesión por la disminución de la demanda, de la verdadera “austeridad”, la que atiende a una igualdad básica de condiciones de vida entre los ciudadanos y a una sostenibilidad medioambiental imprescindible. La que el historiador Tony Judt describió metafóricamente como la de habituarse a “cerrar los grifos, apagar las luces, recuperar los residuos”, y que está totalmente en contra, entre otras cosas, con los beneficios improductivos y escandalosos del sector financiero, y par empezar con eso “bonuses” u otros incentivos facilitados a los CEOs que indujeron a éstos a hinchar activos bancarios que dispararon la deuda.

En una apretada síntesis, con Max Otte y otros autores, parecen necesarias las siguientes medidas frente a la crisis:
– exigencia de un capital mínimo a los Bancos, a tenor de los Acuerdos Basilea a los que hay que dotar de la coactividad de que carecen
– abandono del apotegma “too big to fail”,  que es un privilegio de los grandes bancos a costa de la economía en general.
– reponer, donde se ha eliminado, la distinción entre uno y otro tipo de Banca, impidiendo la ocultación de activos tóxicos mediante el truco de los “over the counter”
– Tasa sobre las Transacciones Financieras (TTF), si a nivel europeo, sea  al menos de un  0,1%, capaz de reducir la especulación y de ofrecer 300 mil millones de euros para ayuda al desarrollo (AOD) y MA; si se acepta el modesto 0,01 % propuesto por Sarkozy, sería un inicio útil par aumentarlo mañana.
– boycot comercial al los paraísos fiscales, que están detrayendo de la fiscalidad europea tanto como lo que ésta invierte en la AOD.
– armonización fiscal entre los países UE, con igual tipo y régimen de exenciones o deducciones en el Impuesto de Sociedades, y misma regulación de pago en origen o destino en IVA.
– recuperación del anterior 1,24% de presupuesto de la UE, hoy rebajado al 0´9%.

– control de los incentivos máximos en las entidades financieras, y representación de los asalariados de las mismas, conforme a la Directiva sobre Sociedad Anonima Europea.

– control público, a nivel europeo, de las agencias de rating
– a nivel mundial, normalización del juego de divisas, mediante un régimen mejorado de vigencia de los  Derechos Especiales de Giro (DEGs), y en el futuro una cesta de monedas que equilibre la situación, a su vez  preámbulo de la divisa única que propugnó Keynes (bankor); hoy por hoy, comenzar por contrarrestar el plus de competitividad china basado en la devaluación ficticia del yuan, y también la ventaja de origen puramente psicológico que para USA significa el ser el dólar moneda refugio (lo que hace muchos años denunció sin mucho éxito Gunther Frank).

IV.- No os voy a cansar con las medidas a tomar dentro de la Eurozona.

Baste aludir a la necesidad de mutualizar la deuda soberana de los países de la Eurozona, mediante la emisión de EUROBONOS, los cuales responderían a la auténtica solvencia del conjunto económico de aquélla.
P

ero éste es un tema arduo,  a desarrollar mediante una labor de  interpretación jurídica  del Tratado de Lisboa. Para los interesados en conocer alguna reflexiones al efecto, me remito a mi texto “Articulación jurídica de la solvencia de la zona euro”,  en la página web del CFEME.

CONCLUYO:

Vosotros y vosotras, jóvenes, no podéis consentir que la esperanza de vida en unas regiones del mundo sea la mitad de la de otras, que esas bienvenidas longevidad y baja tasa de nacimiento en Europa no se compensen con una facilidad migratoria a regular por las instituciones de la UE, que siga la infructífera y dañina especulación financiera; que persista el actual lacerante “índice GINI” de diferencias abismales de rentas, que no se racionalice y haga sostenible el consumo….

Para entendernos, vosotros y vosotras seréis capaces de eliminar el círculo vicioso que el premio Nobel de Literatura Octavio Paz denunció: “producir para consumir, consumir para producir”….

Vosotros y vosotras, jóvenes europeístas, ciudadanos y ciudadanas de una Unión Europea que Lula da Silva ha definido como “patrimonio democrático de la humanidad”, debéis disponeros a cambiar las cosas a nivel global, y para ello sería bueno continuar el esfuerzo de signo federal con que lo conseguimos  en este pequeño subcontinente: no veo hoy por hoy otro camino practicable para llegar a la tan necesaria gobernanza mundial.

Espero vuestras sugerencias, estoy seguro que muy válidas, en el Coloquio que esa gran profesora europeísta, Teresa Fernández Gallego, va a moderar a continuación.

MUCHAS GRACIAS.