En Madrid se discute sobre el futuro de Europa

Europa está creciendo, pero no adecuadamente. Tiene que soñar con más fuerza en sus objetivos si quiere adelantar en su progreso y afirmarse como líder de la escena internacional.

La Representación de la Comisión Europea en España y la Oficina española del Parlamento europeo fueron los anfitriones el 27 de mayo pasado del encuentro “EU2020, desafíos y futuro”. También el Gobierno de Navarra intervino en la organización de este ciclo de conferencias, divididas en tres núcleos temáticos: el foro debate innovación; foro debate economía verde; foro debate educación/empleo.

El Consejo Federal Español del Movimiento Europeo tomó parte en este encuentro que representó una importante ocasión para discutir el cuadro global que la Unión Europea vive actualmente, haciendo hincapié en la crisis financiera de los últimos meses, y las estrategias fundamentales que hay que tomar en una prospectiva a largo plazo.

La salida de la actual crisis debería ser el punto de entrada en una nueva economía social de mercado sostenible, más inteligente y más respetuosa con el medio ambiente, en la que nuestra prosperidad se base en la innovación y en una mejor utilización de los recursos, y cuyo principal motor sea el conocimiento. Para realizar esta transformación, Europa necesita un planteamiento en común que se ha dado a conocer como «Estrategia UE 2020».

Dicha estrategia debe hacer posible que la Unión Europea se recupere plenamente de la crisis y acelere su transición hacia una economía más inteligente y respetuosa del medio ambiente. UE 2020 se construirá sobre la base de los resultados obtenidos a partir de 2005 por la estrategia renovada de Lisboa para el crecimiento y el empleo, pero también tratará de corregir algunas de sus deficiencias.

Lo que ha emergido con más fuerza en el debate florecido en esto día, fue sobre todo el nuevo concepto deInnovación con el que todo el mundo tiene que familiarizarse: hoy ya no se debe tener en cuenta sólo el PIB como criterio de bienestar sino también, y sobre todo, los aspectos sociales y medioambientales, por un crecimiento inteligente, integrador y sostenible de la economía mundial.

Europa está creciendo, pero no adecuadamente. Tiene que soñar con más fuerza en sus objetivos si quiere adelantar en su progreso y afirmarse como líder de la escena internacional.

Versión en inglés:

EU Strategy 2020
In Madrid the Future of the Europe is Discussed

On May 27th the Representation of the European Commission of Spain and the Spanish Office of the European Parliament hosted a conference titled “EU 2020, Challenges and the Future”. The government of Navarra was also involved in the organization of this conference that consisted of three discussions: a forum on innovation, a debate on the green economy, and a forum on education and employment.

The Federal Council of the Spanish European Movement took part in this meeting that represented an important occasion to discuss the current state of the world and European Union, focusing on the financial crisis of the past few months, and outlining current strategies that will best serve Europe in the long term.

It was agreed by all that strategies for exiting the current economic crisis should lead Europe into a new social economy with a sustainable and intelligent market that is more conscious of its effect on the environment. Also, the new European market should be based on innovation and a better use of current resources. In order to realize this transformation, Europe needs a common approach that has been named “EU Strategy 2020”.

This strategy will be designed so that the European Union may recover fully from the crisis and transition into a smarter economy that is more environmentally conscious. EU 2020 will be constructed based on the results obtained from the renewed 2005 Lisbon strategy for growth and employment and will also try to address some of the faults of this approach.

The most noteworthy idea that emerged from the debates at conference is the new concept of Innovation. This idea, that many are familiar with, supports the notion that the wellbeing of Europe shouldn’t be measured by GDP alone, but should take into account other factors including many social aspects and the condition of the environment. This is the way to encourage the growth of an intelligent, integrated, and sustainable Europe in the world economy.

Europe is growing, but not properly. It has the dream, but must use more force in reaching its objectives if it wants to progress and declare itself as a leader in the international scene.