Declaración del Movimiento Europeo Internacional (EMI) sobre la Conferencia sobre el Futuro de Europa

publicado en: Actividades | 0

La Conferencia sobre el Futuro de Europa debe ser una oportunidad para generar un diálogo genuino entre los ciudadanos y las instituciones sobre el futuro de la Unión Europea y los grandes retos de nuestro tiempo.  
Este es el motivo por el cual el Movimiento Europeo Internacional hace un llamamiento para que se publique una Declaración Conjunta que permita una apropiada participación de los ciudadanos y evite la toma de decisiones basada en el consenso, que dificulta alcanzar un compromiso sobre soluciones con visión de futuro para una UE más fuerte e integrada.
Una participación estructurada de la sociedad civil, los Interlocutores Sociales, y de los gobiernos locales y regionales en la Conferencia es crucial si ésta se va a convertir en un ejercicio inclusivo y efectivo de participación.
La Conferencia no debería de convertirse en una precuela/antesala de una “Convención”, en la que la representación esté limitada a los gobiernos de los Estados Miembros y las Instituciones Europeas.
Igualmente, la Conferencia deberá explorar todas las opciones, incluidas las propuestas de reforma/cambio de los Tratados.
Se tienen que hacer todos los esfuerzos para facilitar un debate transparente y abierto garantizando que la opinión pública es informada sobre la Conferencia y los temas en ella discutidos/tratados.

Para que la Conferencia sea un éxito, el Movimiento Europeo Internacional propone que:
La Conferencia involucre a los ciudadanos de una manera significativa, brindándoles los medios y la oportunidad de hacer oír su voz;
Debe garantizar la participación genuina de la sociedad civil representada y organizada, como el Movimiento Europeo Internacional, los Interlocutores Sociales, los gobiernos locales y regionales y los jóvenes, involucrando a todos como socios iguales y como la voz y la representación constante de los ciudadanos;
Debería tener como objetivo fortalecer el parlamentarismo y la democracia representativa a nivel europeo;
La Conferencia debe apuntar a reforzar la democracia europea y allanar el camino para una reforma integral de la ley electoral, entre otras cosas, haciendo que la implementación del proceso de los “Spitzenkandidaten” sea más abierta y no limitada al liderazgo de los partidos, y estableciendo listas transnacionales con tiempo para las elecciones europeas de 2024;
El seguimiento de la Conferencia debe estar vinculado de forma transparente a las aportaciones de los ciudadanos, las organizaciones de la sociedad civil, los Interlocutores Sociales y los gobiernos locales y regionales.
Las recomendaciones que surjan deben ser seguidas y recibir una respuesta adecuada y razonada por todas las instituciones de forma inmediatamente posterior a la Conferencia;
Las instituciones europeas deben permanecer abiertas a las propuestas de reforma de los tratados que surjan de la Conferencia, especialmente en lo que respecta/concierne a mejorar la eficacia de la UE y reforzar el carácter democrático de la toma de decisiones de la UE. Eso podría incluir la abolición del veto y el consiguiente cambio de la unanimidad a la votación por mayoría cualificada en el Consejo para varios ámbitos políticos;
La Conferencia debe permitir un alcance amplio y debe considerar tanto a los desafíos existentes como a los emergentes, tales como la actual crisis de salud, la recuperación europea de la pandemia, el aumento de las desigualdades y la crisis climática.

Sobre la base de las propuestas existentes de la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo, el Movimiento Europeo Internacional ha presentado una serie de propuestas y directrices concretas para hacer de la Conferencia un ejercicio exitoso y dirigido por los ciudadanos que fortalezca la democracia europea.

Puedes leer la versión en inglés en el siguiente link.