El acercamiento europeo a la sociedad civil Jan Pomés López

Una vez más, durante la segunda semana de mayo, pudimos celebrar el día de Europa. Cada 9 de mayo conmemoramos el discurso de 1950 del entonces Ministro de Asuntos Exteriores Robert Schuman, que dio pie a la constitución de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA). En esta ocasión, celebramos su 69 aniversario. Por nuestra parte, este año también estamos de celebración. Primero porque, celebramos 70 años que el Consejo Federal Español del Movimiento Europeo (CFEME) se constituyó en 1949 en la sede del Gobierno Vasco en el exilio. Y segundo porque, también celebramos nuestro cuadragésimo aniversario del primer izado de bandera en Madrid con motivo del día de Europa. Primera edición que se celebró el 9 de mayo de 1979 bajo la iniciativa del CFEME con Fernando Álvarez de Mirando, entonces presidente, y Carlos Mª Bru, y el Ayuntamiento de Madrid, que adoptó la iniciativa con entusiasmo con Enrique Tierno Galván al frente del mismo a los pocos días de haber tomado posesión como Alcalde.

Este año, a iniciativa del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación (MAEUEC) y con la colaboración de la representación de la Comisión Europea en Madrid, la representación del Parlamento Europeo en Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, la Embajada del país que ejerce la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea (la Embajada de Rumania durante este semestre) y el CFEME, nos hemos unido para dar un paso más en acercar el día de Europa a la sociedad civil y para ello, hemos creado la semana europea. Con este objetivo hemos elaborado un programa de actividades que nombramos “FESTIVAL EUROPA LIBERTAD”.

“El FESTIVAL EUROPA LIBERAD” dio comienzo con el Concierto de la Orquesta y Coro Juvenil del Parlamento Europeo de Madrid en el Auditorio Nacional el pasado viernes 3 de mayo. Concierto impulsado por la Comisión Europea en Madrid y que el CFEME tuvo la oportunidad de presenciar. Esta iniciativa ha conseguido acercar la música a los más jóvenes y a la ciudadanía en general. El acto tuvo una enorme repercusión y contó con una participación muy activa de todos los asistentes. El momento más vibrante del acto fue cuando en la clausura del concierto todo el público se levantó para cantar, en alemán, el himno de Europa, ayudados por la directora de la orquesta y el conjunto de músicos y cantantes integrantes de la orquesta y el coro. Por ello, felicitamos efusivamente la iniciativa. Acto seguido, empezaron todas las más de 15 actividades programadas y previstas entre el 3 y 9 de mayo.

Desde el Consejo Federal Español del Movimiento Europeo (CFEME) hemos organizado y colaborado en 6 actividades del conjunto del programa. Por orden cronológico, primero participamos en la rueda de prensa conjunta con todas las entidades organizadoras del festival. Tuvo lugar el día 6 de mayo a las 11:00h donde nuestro Vicepresidente Eugenio Nasarre anunció y explicó el conjunto de actividades que íbamos a realizar durante el Festival. En segundo lugar, ese mismo día, visionamos en la sede la Comisión Europea en Madrid la película-documental “Un mundo nuevo” que trata de la vida de Altiero Spinelli y del nacimiento del Manifiesto de Ventotene. El film fue presentado por el Director de la representación de la Comisión Europea en Madrid, Francisco Fonseca, y por nuestro Presidente Francisco Aldecoa. Al final de la misma, pudimos contar con una reflexión final sobre el federalismo europeo y el Manifiesto de Ventotene a cargo de Francisco Aldecoa.

En la película documental se narra cómo a partir de una situación de dureza extrema, como es la vida de unos presos en una isla italiana: recluidos y apartados del resto de la sociedad, se puede llegar a sentar las bases de lo que después se convertiría en el Manifiesto de Ventotene como principal precursor del federalismo europeo. Resulta bastante importante conocer cómo esta idea echa a andar en un contexto en el que los estragos del fascismo estaban aún presentes y cuya única alternativa ideológica y de sistema residía en el comunismo de Rusia y cómo a pesar de las trabas que intentaban debilitar el Manifiesto, éste consiguió llegar a ser tan importante. Vemos aquí cómo a través de la actividad de proyección del filme, podemos darnos cuenta de que, si en un momento de censura y opresión se pudo desarrollar todo un proyecto federal europeo por parte de unos pocos, en el momento actual en el que gozamos de libertad de expresión y de organización, deberíamos dar pasos agigantados en aras de conseguir una Unión Europa Federal. También pudimos constatar la vigencia y actualidad del Manifiesto de Ventotene para terminar el proyecto federal para Europa.

El día siguiente, el 7 de mayo, realizamos dos charlas abiertas a la ciudadanía sobre dos temas distintos, ambas realizadas en la sede del MAEUEC. La primera de ellas, que tuvo lugar a las 12:00h de la mañana, se tituló “LA IDENTIDAD CULTURAL DE EUROPA” donde también se presentó el itinerario cultural europeo la Vía Carlomagno. “Europa es cultura y sin cultura nunca acabará de construirse” constituyó el centro del debate moderado por nuestro Vicepresidente Eugenio Nasarre y en ella pudimos escuchar a Javier Gomá, Filósofo y escritor, a César Antonio Molina, exministro de Cultura, María Tena, Escritora que debatir sobre la identidad cultural de Europa.

En esta charla pudimos constatar cómo, desde los mismos orígenes del proyecto de integración europea, la dimensión cultural estuvo presente como un factor determinante para dar un sustento sólido a la inédita política que se pretendía poner en marcha. Ya en el Congreso de La Haya (1948) Salvador de Madariaga, Presidente de su Comisión Cultural, reivindicó la necesidad de despertar la “conciencia europea”, basada en un patrimonio cultural común, en una historia compartida, en unos valores espirituales y culturales, que nos permitirán decir “nosotros los europeos”. El reciente incendio de la catedral de Notre Dame sobrevoló el debate. Todos hemos sentido Notre Dame como nuestra. Parece como si el sueño de Madariaga se hubiera hecho realidad. “Si arde Notre Dame, arde Europa”, afirmó César Antonio Molina.

A lo largo de los siglos los fenómenos culturales sólo pueden entenderse desde una perspectiva europea. Los sucesivos movimientos artísticos y culturales no tienen fronteras, las Universidades son una invención genuinamente europea. El sujeto de todos estos fenómenos y de su evolución es Europa.  Por otro lado, Orsat Noël, Presidente de la Vía Carlomagno presentó la “Vía Carlomagno”, nuevo itinerario cultural europeo promovido por el Movimiento Europeo. Los itinerarios culturales son un excelente instrumento para fomentar una cultura viva común y difundir el rico patrimonio cultural europeo.

La segunda charla, tuvo lugar el mismo día a las 18:00h y se tituló “EUROPA COMO OPORTUNIDAD”. Fue presentada por nuestro Presidente Francisco Aldecoa y en ella pudimos presenciar un debate sobre las oportunidades que nos brinda la Unión Europea moderado por el periodista y miembro del CFEME, Miguel Ángel Aguilar. Participaron como ponentes Enrique Barón y José María Gil-Robles como Expresidentes del Parlamento Europeo, Mercedes Guinea como profesora de Relaciones Internacionales en la UCM y coautora del libro “El cumplimiento de la Comisión Juncker con sus ciudadanos” –libro que evalúa las diez prioridades marcadas por la Comisión Europea durante la VIII legislatura del Parlamento Europeo-, Unai Sordo, Secretario General de Comisiones Obreras, Cristina Antoñanzas, Vicesecretaria General de UGT y Antonio Garamendi, Presidente de la CEOE como interlocutores de la sociedad civil.

Algunos de los temas y conclusiones que los ponentes debatieron y llegaron a un consenso sobre el fondo de las cuestiones fueron los siguientes; La Unión Europea necesita aumentar sus competencias en el Pilar social. De este modo, siendo innovadores podremos defender nuestro particular sistema europeo del Estado del bienestar con nuestro modelo de economía social de mercado; Ejemplos de temas pendientes de la VIII legislatura los encontramos también en el ámbito social tales como la política migratoria y de asilo y justo coincide con temas que la Unión aún no tiene las competencias necesarias para legislar; Para lograr una equiparación en innovación y nivel tecnológico con otras potencias del mundo necesitamos invertir mucho más en I+D+I; Necesitamos un nuevo contrato social para que sea posible la cooperación y colaboración entre empresas, gobiernos y sindicatos para crear nuevas fórmulas de trabajo y condiciones laborales más justas para todos los europeos; etc.

El día siguiente, el 8 de mayo, coorganizamos junto a la Escala Diplomática de España un debate titulado “LAS MUJERES EN EUROPA” donde se abordó el papel de las mujeres de hoy en día en las instituciones europeas y la sociedad en su conjunto. Con este propósito participaron en el debate Mª Clara Girbau Ronda, Embajadora en Misión especial para el fomento de las políticas de igualdad de género y  la Conciliación, moderando el acto, Ángeles Moreno Bau, Subsecretaria de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, María Andrés Marín, Directora de la Oficina del Parlamento Europeo en España, Lars-Hjalmar Wide, Embajador de Suecia en España, Irene Rodríguez Manzano, Profesora titular de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales en la Universidad de Santiago de Compostela.

Durante el debate, pudimos escuchar algunas de las siguientes conclusiones: Hoy en día se cree que las próximas generaciones tendrán una visión más feminista y un mayor conocimiento y poder de acción con respecto a la situación de las mujeres; El punto de vista de la mujer musulmana e inmigrante que quiere deshacerse del papel cliché de las mujeres de su comunidad, para darles voz y poder hacer visible su lucha por la mejora y la aceptación; Las mujeres, cada vez más, están incorporándose en lugares de responsabilidad en el sector empresarial privado también por su aportación de una visión distinta y favorecedora; etc.

Por último, el día 9 de mayo, el día de Europa, organizamos junto al Ayuntamiento de Madrid el acto de izado de la bandera europea. En esta ocasión se celebró en la Plaza de la Villa de Madrid a iniciativa de nuestro presidente anterior Eugenio Nasarre con motivo de acercar el acto a la sociedad civil. En ella pudimos conmemorar los 40 años ininterrumpidos que venimos celebrando este acto. En él participaron Montserrat Domínguez, Subdirectora de El País y Carlos Franganillo, Director y presentador del Informativo de la noche en TVE, donde leyeron de forma conjunta el “Manifiesto por Europa” firmado por todos los ganadores del Premio Europeo de Periodismo de Salvador de Madariaga. Acto seguido intervinieron: nuestro Presidente Francisco Aldecoa, Ángeles Moreno Bau, Subsecretaria de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Juergen Foecking, Director adjunto de la Representación del Parlamento Europeo en Madrid Ovidiu Pufu, Consejero de la Embajada de Rumanía, país que ejerce la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea, y Manuela Carmena, Alcaldesa de Madrid.

Debemos destacar las intervenciones que hicieron la Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena y nuestro presidente Francisco Aldecoa. En primer lugar, la Alcaldesa destacó el enorme carácter europeísta de la ciudad de Madrid y su compromiso claro y firme con la construcción y profundización de la Unión Europea poniendo los ciudadanos al centro de todo el proceso. En segundo lugar, nuestro presidente, quiso recalcar que Robert Schuman acertó completamente con la declaración que hizo el 9 de mayo de 1950. Destacó que esta fecha simboliza el nacimiento del proyecto de unidad europea aún vigente en nuestros días y como Schuman hizo referencia en su propio discurso hace 69 años este proyecto tiene que encauzarse por la vía federal europea para llegar a buen puerto.

A modo de valoración, reflexión y crítica global del conjunto de la semana europea, hace falta hacer referencia a un par de conclusiones. Por un lado, el conjunto de actividades ha tenido poco éxito en los medios de comunicación. También el mensaje central del Festival Europa Libertad “El relanzamiento del federalismo europeo” ha pasado desapercibido por no decir que se volvió invisible. Por otro lado, recuperando el objetivo que nos planteábamos al principio de acercar Europa a la sociedad civil, creo que lo hemos cumplido en su conjunto, pero aún tenemos mucho trabajo pendiente para mejorar y hacer que la ciudadanía participe y se implique más sintiendo Europa como suya. La sociedad civil es y debe ser siempre el corazón de Europa. La sociedad europea, debe ser el motor de unidad, el motor de la federación europea donde unidos en la diversidad podremos seguir el camino de paz y prosperidad iniciado tras la II Guerra Mundial hasta nuestros días. Por último, agradecer a todas las organizaciones, entidades y ciudadanos que han permitido que el Festival Europa Libertad acabase siendo un Éxito.